domingo, 15 de febrero de 2015

Mis trabajos en hierro y tela

Hoy me animo a mostraros algunos de los trabajos que he estado haciendo durante los últimos años. Son trabajos con tapicería y muebles de hierro restaurados. Al rememorar cómo he ido realizándolos, me doy cuenta de que he tenido mucha ayuda y apoyo de mi familia.
Para el cuadro, partimos de un pañuelo en gasa color crema, con amorcillos e inscripciones en gris, lo que le daba un aire muy romántico. Decidimos  enmarcarlo entre telas muy austeras, a dos niveles, contrastando los colores y el sentido de las rayas. Mis hijas me ayudaron a pintar un marco, que era cursilísimo, y nos quedó con un aire "vintage" fantástico.  









Tapizamos las tumbonas con las mismas telas que usamos para el cuadro (una tapicería de muy buena calidad, que ha dado mucho de sí). Las encontramos tiradas en la calle y eran justo el tipo de tumbona que llevábamos tiempo buscando. Rascamos y barnizamos la madera, esta vez me ayudó a coser Federico, mi marido. Pusimos la tela en doble, con lo cual siguen fantásticas tras tres años de uso.
Las pasadas Navidades diseñamos y cosimos unas fundas de cojín para el mercadillo del colegio. Resultó muy divertido, aunque un trabajo tremendamente laborioso porque coser lentejuelas es el cuento de nunca acabar. De todos modos, no me quejo: bordar me encanta, me entra una  fiebre que no me deja parar.






Por último, he estado restaurando sillas y mesas de hierro. La mayoría son sillas francesas de los años 50, que estaban en esta casa cuando la compró mi madre. El trabajo es más complicado porque necesito preparar la base, quitando la pintura vieja golpeándola suavemente con un  martillo, haciéndola saltar con un destornillador y usando decapante y mucha, mucha lija. Pintar es la parte divertida. Ahí me ha ayudado mucho mi hija África, mezclando pinturas hasta conseguir el color que estoy buscando. Me alegra mucho poder decir que las sillas se venden en una tienda preciosa de Manacor: Aston-Living.

Quiero dar las gracias a mi familia por ayudarme en estos proyectos que tanto me divierten, así como a todos los lectores de este blog. Me alegra muchísimo que leáis mi trabajo. ¡Gracias mil!