martes, 14 de octubre de 2014

Wall-coverings

Vuelve a estar de moda el papel pintado, eso que nos parecía horrendo y rancio cuando éramos niños. Claro que los diseños y calidades actuales son variadísimos y se han adaptado al amplio espectro de gustos actuales. Pero yo prefiero algo incluso más "anticuado": cubrir las paredes con telas. 


"Portobello" dyed silk. www.degournay.com
Dandelion mobile fabric. missprint.co.uk
Cubrir las paredes con telas aporta sensación de riqueza y calidez, crea la impresión de un espacio cuidado y acogedor, también más lujoso. Voy a decirlo abiertamente: ¡me encanta el lujo! Incluso si es excesivo, si casi roza el mal gusto y siendo un poco romántico, mejor. Un buen ejemplo es la seda metálica de la casa británica de Gournay, que aparece en la última foto de este post. La descripción de la tela suena a excentricidad perfecta y delicada.
Muchas empresas inglesas de decoración trabajan extensamente los wall-coverings, en papel o seda. Inteligentemente, los británicos siguen cuidando a sus artesanos, manteniendo oficios que reúnen su acervo cultural y representan un mundo en desaparición, o ya solo accesible a los muy ricos. 

Badminton design paper. www.degournay.com
Dandelion Mobile Fabric. missprint.co.uk
MissPrint, de Gournay o Designers Guild cultivan el detalle y las labores realizadas a conciencia. Tal vez, de Gorunay sea quien aporta  un aspecto más extremadamente lujoso a sus obras, pero las tres casas realizan un trabajo muy interesante.
Escribí sobre las sedas para paredes en un post centrado en el damasco (latelaescrita.blogspot). Parece una opción de decoración difícil en nuestras viviendas de dimensiones reducidas, sin embargo sabiendo encontrar el diseño y colores acertados es posible conseguir que enriquezcan cualquier estancia. Además, siempre quedan afortunados viviendo en casas de techos altos y habitaciones espaciosas.

Oranmental garden panel print. www.designersguild.com


Fuentes y fotos: