viernes, 13 de diciembre de 2013

Lombok, una isla de jóvenes tejedoras

La isla de Lombok, en Indonesia, es un destino interesante para los surfistas, pero también para los amantes de las telas y los sistemas tradicionales de tejido que, por lo visto, somos más de lo que yo imaginaba.
En algunos de los pueblos de Lombok, como Sade y Sukara, tejen en telares manuales dos tipos de telas tradicionales de Indonesia: el ikat y el songket.
Las tejedoras de Lombok hilan el algodón  a mano. Algunos telares son muy sencillos, similares a los de cintura que se usan en América, pero en el caso indonesio están apoyados en la falda de la tejedora.






Los padres enseñan a las adolescentes a tejer. Cuando las mujeres se casan deben aportar telas tejidas por ellas al matrimonio, así que saber tejer es una condición importante para poder casarse.
La técnica de ikat es un teñido por reserva, aplicando ataduras a las hebras para teñir unas partes y dejar otras en blanco antes de pasar al telar. De este modo, se producen los patrones deseados al fabricar la tela.






Por su parte, el songket es un brocado tejido a mano en seda o algodón, que incluye en su trama hilos de oro o plata, consiguiendo un efecto muy brillante. El songket es uno de los diferentes brocados tradicionales de Malasia, Brunei e Indonesia.

En los pueblos de Lombok enseñan a tejer a las turistas entusiastas de estos menesteres. Obviamente, las turistas suelen realizar una pequeñísima parte del trabajo porque una pieza completa de tela puede tardar cuatro meses en estar lista. Aunque creo que yo podría soportar el terrible esfuerzo de pasar cuatro meses en una isla tropical, nadando en el mar y tejiendo entre horas.





Fuente y fotos:
kasdy165.blogspot.com.es
www.denysjames.com
songketganumek.blogspot.com.es
desasukarara.blogspot.com.es


miércoles, 13 de noviembre de 2013

Les tapis d'Aubusson

Aubusson, en la región francesa de Limousin, es famosa por sus tapices y alfombras. Estos trabajos artesanales se iniciaron en el siglo IX y adquirieron relevancia a partir del XIV. Pero gracias al primer ministro de Luís XIV, Colbert, pasaron a la categoría de manufactura real en 1664, iniciando una época de esplendor que duró hasta la Revolución Francesa.
La UNESCO nombró en 2009 patrimonio intangible de la humanidad los tapices de Aubusson. En la Maison du Tapissier y el Musée Départamental de la Tapisserie de esta ciudad francesa exponen colecciones de tapices y alfombras, especialmente de los siglos XVII, XVIII y XIX, y se muestra el desarrollo del trabajo de los tapiceros artesanos.


www.grandorientalruggallery.com

www.grandorientalruggallery.com

Los motivos de los tapices de Aubusson han ido variando a lo largo del tiempo, pasando por paisajes, escenas de caza, escenas galantes, costumbristas o historias mitológicas y de la Biblia, entre otros motivos. 
Las alfombras de esta ciudad del departamento de Creuse son el ejemplo ideal de alfombra francesa clásica, con decorados florales y elementos arquitectónicos. En muchos casos utilizan colores suaves, esos tonos empolvados que tan de moda están hoy en día. Por supuesto, algunas de las tonalidades solo se han conseguido gracias al paso del tiempo.


www.locrugs.com. Alfombra Aubusson segundo Imperio, 1890

Tras la Revolución Francesa sobrevino una época de decadencia para los tapices y alfombras de Aubusson, que duró hasta los años 30 del pasado siglo cuando  tomaron de nuevo relevancia gracias a la influencia de Cocteau, Dufy, Dalí, Braque, Calder y Picasso, invitados a desarrollar sus expresiones artísticas mediante la lana. 
Actualmente, se siguen fabricando alfombras y tapices en esta ciudad francesa, manteniendo los modelos clásicos y creando diseños actuales. También se realizan tapices sobre cartones antiguos. Tristemente, el diseño de cartones para tapices es un arte en peligro de desaparecer.

www.tapisserie-royale.com. Tapiz de Aubusson. Jessica



Las alfombras del punto plano de Aubusson están tejidas sobre una base lisa, igual que un tapiz, la diferencia es que se realizan con lanas más resistentes y espesas. Suponen de 300 a 600 horas de trabajo por metro cuadrado, y el agua de La Creuse es el motivo de que los colores de los tapices y alfombras de Aubusson duren eternamente.
Aún a riesgo de pecar de cursi y anticuada, diría que son casi, casi mis alfombras favoritas. Desde luego, no aptas para niñas pequeñas volviendo de la playa con los pies llenos de arena.

www.therugcompany.com
www.lesartsdecoratifs.fr
wikipedia.org
www.tourisme-creuse.com
www.tapisserie-royale.com
www.aubusson-manufacture.com
aubusson_tapisserie.voila.net
www.arqhys.com

domingo, 13 de octubre de 2013

Los monumentales tapices de Joan Miró


Empecé a escribir este blog hace un año. Estoy enormemente agradecida a todos los que me leéis y a quien alguna vez haya consultado uno de mis posts. Está resultando muy interesante buscar información y descubrir multitud de trabajos, técnicas, texturas, colores, ideas y obras de arte del mundo textil. Así que, voy a seguir adelante y, puesto que empecé por Argentina donde nació mi determinación a escribir, seguiré por Mallorca porque de aquí soy y aquí vivo.

Gran Tapiz del World Trade Center, 1974. (600 x 1100 cm)

Joan Miró alternó desde joven sus estancias en Paris, Mont-roig y Mallorca, se casó con una mallorquina, Pilar Juncosa, y Murió en Palma en 1983. Nunca dejó de investigar y probar nuevos soportes para su expresión artística, entre ellos los tapices. En los años cincuenta comienza a hacer diseños en colaboración con artesanos textiles y en 1969, como agradecimiento a los buenos cuidados dispensados a su hija en el hospital tras un serio accidente, realiza el Tapiz de Tarragona. Se encuentra actualmente en el museo de arte contemporáneo de la ciudad y es propiedad de La Cruz Roja. 

Tapiz de la National Gallerie of Washington, 1977 (1100 x 700 cm)

En los años de su madurez Miró traspasa la medida habitual de los cuadros y utiliza formatos enormes. Los tapices que creó en colaboración con el artista textil Josep Royo eran de gran tamaño y, debido a los materiales en que estaban tejidos (lana, algodón y cáñamo), muy pesados. El pintor creaba dibujos y maquetas y Josep Royo interpretaba estas creaciones mediante colores y texturas, confeccionando los tapices en los telares de La Farinera. 
En 1974 Miró y Royo crearon el Gran Tapiz. Fue un encargo de la Autoridad Portuaria de Nueva York y colgaba de las paredes del hall del World Trade Center, hasta su desaparición en 2011.

Tapiz de la Fundacion Miró, 1979 (750 x 500 cm).


Fruto del trabajo conjunto entre Miró y Royo nacieron más obras, como el Tapiz de la National Gallery of Art the Washington, el de la Fundación Miró en Barcelona, la fundación Maegh en Saint Paul de Vance y el de La Caixa, del que derivó el famoso logotipo que revolucionó la identidad corporativa en los años 80.
El lenguaje propio de Miró que todos reconocemos se inicia en los años 40, con una exposición en Nueva York. “Desde 1945 el personalísimo vocabulario de signos mironianos está ya perfectamente codificado”. En los últimos años de su trabajo, además de los colores primarios ya introducidos, utiliza abundantemente el negro.  Sus tapices son un medio perfecto  para el "uso expresivo de las texturas" que llevó a cabo Joan Miró en muchas de sus creaciones.  
Vi hace años el tapiz de la Fundación Miró de Barcelona y da la sensación de que un trozo de Joan Miró habita en él, que su espíritu está dentro del tapiz, enredado en sus hilos.


Fuente y fotos:
“Grandes pintores del siglo XX. Joan Miró”. GLOBUS

domingo, 22 de septiembre de 2013

Las alfombras de Kyrgyzstan


Shyrdak es una alfombra típica de Kirguistán (o Kyrgyzstan). Los nómadas kirguisos las utilizaban para cubrir las paredes y el suelo de sus tiendas. A pesar de su origen tradicional, tienen un diseño geométrico muy contemporáneo. 
Hoy en día no se practica el nomadismo en Kirguistán, aunque algunas personas se trasladan a la orilla del lago Song Kol, a 3.000 m de altitud para veranear. Pero los shyrdak siguen usándose en las viviendas actuales y como articulo turístico.
La República Kirguisa, con capital en Bishek, es una democracia que perteneció a la Unión Soviética y está situada en Asia central, haciendo frontera por el oeste con la China. Es un país muy montañoso, con picos de más de 7.000m. 





Las alfombras típicas de Kirguistán están hechas a mano y son de fieltro. Tienen un diseño de colores vibrantes. El proceso de fabricación de los shyrdak es laborioso. Realizado por las mujeres, se inicia con el lavado, secado y teñido de la lana. En Kirguistán se crían ovejas merino y karakul
Tras unir dos telas de fieltro, se corta la superior siguiendo unos patrones para que aparezca el color de debajo y, de este modo, crear dibujos de gran contraste. Utilizan un edredón para reforzar las piezas y dar relieve a las formas. En la parte posterior de la alfombra se pega otro fieltro de color. A menudo, el shyrdak está rematado con un galón. Los motivos del dibujo de los shyrdak siguen una cadencia y están basados en formas de la flora, la fauna, el agua y otros elementos del entorno de los nómadas kirguisos.


Detalle de shyrdak
Fabricación de un shyrdak

Me encantan estas alfombras. Los bloques de colores planos y rotundos y los dibujos geométricos de bordes redondeados. Son alfombras de aspecto moderno y original.
En las siguientes páginas es posible comprar shyrdak:




Fuentes y fotos:         



domingo, 15 de septiembre de 2013

ART DÉCO


Durante el periodo de entre guerras, los tejidos, así como los papeles pintados y las alfombras,  adquirieron importancia, a la par que el diseño de los muebles se volvía más austero. En los años veinte se produce un giro radical en los diseños: la selección de colores se decanta por combinaciones muy contrastadas, incluso "discordantes", como unir el "azul lavanda (azul Lavin) con rojo anaranjado (tango) y rosa subido a los verdes limón y amarillos de cromo". Esta paleta de colores extrema se utilizaba en los tejidos Art Déco diseñados en París. La selección de tan impactante combinación de colores se debió a la influencia de los decorados y vestuarios de los Ballets Rusos de Serge Diaghilev, creados por Léon Bakst y Alexandre Bénois.





Vestuario de "Dafnis y Cloe" diseñado por Léon Bakst. Balets Rusos de Diághilev

El pintor fauve Raoul Dufy fue un destacadísimo diseñdador de telas, papeles pintados y cerámicas. Muy innovador en sus diseños, la artista rusa Sonia Delaunay dijo en 1927 que sus telas aportaban a la industria de la moda "una nota de diversión y espontaneidad nunca vista hasta entonces". Raoul Dufy transformó el diseño textil, creando la base del diseño moderno. La mayoría de sus creaciones se realizaron en sedas, pero también existen diseños aplicados al lino. 

"Les Aurums" lino. Raoul Dufy 1919. Usado en el dormitorio de Lady Dorothy, Coleton Fishacre

"Troika van Paul Poiret", diseño de Raoul Dufy para Bianchini-Férier. Seda, 1923.

Los fabricantes Bianchini y Ferier (dufy-bianchini.com) firmaron un contrato en 1912 con Raoul Dufy con el fin de que diseñara telas para Paul Poiret. Su relación duró hasta 1928. De ella se derivaron 4.000 diseños trascendentes en el campo de las artes aplicadas del siglo xx. En las telas de vestidos creadas para Paul Poriet abundaban las flores, pero Dufy creo también diseños con animales y formas geométricas. La influencia de estos diseños textiles Art Déco se deja notar hasta nuestros días: es imposible no apreciarla, por ejemplo, en las telas de Marimekko (www.marimekko.com).


Tapicería de lino diseñada por Raoul Dufy para Bianchini-Ferier. 1920, aprox. V&A Museum
"Chevaux chinois", 1923. Diseño de Raoul Dufy para Bianchini

He incluido solo algunas imágenes como muestra de los diseños textiles de Raoul Dufy y Léon Bakst. En los enlaces que indico a continuación hay muchísimas más, mostrando telas a cuál más lograda, impactante y arriesgada en los planteamientos de sus diseños, colores o ambos. Son telas que se crearon hace cien años y resultan completamente modernas y vibrantes, no han pasado de moda y siguen transmitiendo un mensaje de fuerza, alegría y actualidad: son una gran diseño. 

Fuente y fotos:

sábado, 31 de agosto de 2013

Olga López Adzerias

Esta vez ha sido mi amiga Ángeles Jover quien me ha dado a conocer el trabajo de la artesana textil Olga López Adzerias. Afincada en Formentera, se formó en la escuela Teranyina de Barcelona y vende sus creaciones en el mercado de artesanías de La Mola. En abril de 2011 expuso en el Centre Antoni Tur "Gabrielet" de la isla pitiusa.
(www.teresarosa.com)





Olga López Adzerias realiza tapices y tejidos de modo artesanal, utilizando telares manuales. Elige el telar vertical para los tapices de temas figurativos y el telar a pedales en la  realización de los diseños simétricos.
Algunos de sus chales en fieltro se asemejan a cuadros. Como otros creadores, Olga López consigue que el límite entre arte y artesanía quede desdibujado.




Esta original artesana textil trabaja la técnica de fieltro nuno, en la que se mezclan sedas, gasas y otros tejidos livianos con pequeñas partes de lana.
Algunas de sus creaciones en fieltro, como los llaveros, combinan tejido con elementos encontrados en la playa y ya moldeados por la naturaleza.




Fuente y fotos:
Olga López Adzerias

martes, 13 de agosto de 2013

Alfombras de bordo bordadas a mano por la artesana Clara Díaz

Hoy es mi cumpleaños. Por motivos obvios, siempre he opinado que el 13 es un número genial, así que este año tendría que ser fantástico. Dado el panorama general, con que hoy sea fantástico me doy por satisfecha. La idea de dedicarme de algún modo a desarrollar mi interés por las telas, tejidos, alfombras, tapices y demás empezó cuando vivía en Argentina. La primera entrada de este blog trata sobre el telón del Teatro Colón de Buenos Aires y hoy querría volver a otra información interesante que encontré en el suplemento de La Nación (www.lanacion.com.ar).


Mercado de Tilcara. Foto: Marta Salinas

Trataba de una exposición de alfombras bordadas a mano por la artesana Clara Díaz (ClaraDiazCardeilhac) en el Museo Nacional de Arte Decorativo de Buenos Aires (www.mnad.org). Se llaman alfombras "de bordo" y están realizadas en lana sobre cañamazo. En la época del virreinato estas alfombras se usaban para "cubrir los estrados donde se reunían las mujeres a conversar y a efectuar sus labores", así como el suelo cercano a los altares, protegiendo las rodillas de los fieles. Los dibujos de las alfombras de bordo eran geométricos, pero a partir del siglo XVII se añaden motivos florales y ornitológicos, creando un estilo barroco mestizo.
El fondo de las alfombras de bordo se realiza en punto de cruz y posteriormente se bordan los motivos en relieve. Clara Díaz se crió en el departamento de Ischilín (Córdoba, Argentina) en un ambiente en el que todo el mundo bordaba alfombras y aprendió a hacer punto de cruz a los cinco años. La artesana explica el origen histórico de estas alfombras: "Córdoba fue el centro de la economía jesuítica, de la producción lanera y textil del virreinato. Las alfombras en los templos, cubriendo los estrados de los salones, y los tapices que adornan balcones continuaban una tradición textil prehispánica y las de origen hispanoárabe que se generalizaron en la colonia". 


Mantas antiguas o puyos. saltatrading.com

En todo el norte de Argentina hay tradición de textiles tejidos en telar y bordados a mano. Se realizan en lana de llama, alpaca y oveja teñida a mano utilizando frutos, raíces, cortezas y flores. También el hilado de la lana es manual. Son ya pocas las artesanas de las provincias de Salta, Catamarca y Santiago del Estero que se dedican a bordar alfombras a mano. En algunas empresas pueden encargarse sobre pedido, siendo posible elegir el tamaño, diseño y colores (www.gracielachurba.com.ar). Las técnicas de confección de las alfombras norteñas argentinas son tradicionales, pero los diseños están actualizados (www.noartweb.com.ar).

Alfombra de pelo cortado (www.noartweb.com.ar)

Alfombra de pelo cortado (www.noartweb.com.ar)

Me encantaría poder aprender la técnica que desarrolla Clara Díaz con las alfombras de bordo. Ella comenta que se lo enseña " a quien se lo pide, pero no todo el mundo tiene la disciplina de hacerlo". Desde Mallorca iba a ser difícil recibir las clases y encontrar el tiempo necesario para ponerlas en práctica, pero no pierdo la esperanza de algún día poner en práctica uno más de mis sueños poco sensatos.


Fuente y fotos:
www.lanacion.com.ar
http://saltatrading.com
www.alamaula.com
www.gracielachurba.com.ar
www.bitacoradevuelo.com.ar


sábado, 13 de julio de 2013

Rojo sangre de toro


El Palau Solleric es un hermoso centro de exposiciones en Palma de Mallorca. Gestionado por el Ayuntamiento de la ciudad, pertenece a la familia Morell. El edificio se  construyó a mediados del siglo XVIII, inspirado en el barroco. Aunque alberga exposiciones de arte contemporáneo, mantiene en una de sus salas la decoración original de paredes adamascadas en rojo, una cama con dosel y más muebles antiguos. El resultado es muy teatral y me encanta porque estoy obsesionada con el rojo púrpura, sangre de toro, cereza, o como quiera que se llame ese tono de rojo rabioso.


"I do Not Think" (2012). Instalación de Noa Lidor

A menudo, visito con mis hijas las exposiciones del Palau Solleric. Nos encanta el lugar y las muestras tienen la duración adecuada para unos niños. En muchas ocasiones las obras de arte son de gran tamaño, acordes con el espacio, eso también impresiona a las niñas, que se empeñan en ver una y otra vez algunos de los cuadros o esculturas. Pero siempre quieren encontrar un momentos para entrar en la sala roja, cubierta de damasco.


Jacquard damasco

El damasco es una tela muy firme de seda o lana, en la que el tejido crea los dibujos, formando un estampado en relieve.  Originaria de Damasco, empezó la confeccionarse en el siglo XI y se perfeccionó en el XIII, no dejado de estar de moda desde entonces.
Antiguamente, el color rojo se obtenía de la cochinilla, pero su producción actual no es suficiente y resulta muy cara. El ácido cármico sigue utilizándose como colorante en cosméticos e industria alimenticia. El principal productor es Perú, pero en el siglo XX fueron las Islas Canarias.

de Gournay. Apple Green Williamsburg painted silk.

La tela para paredes se coloca sobre un bastidor y un tejido acolchado (muletón).  Imagino que esta costumbre se mantiene solo en casas muy suntuosas. Es una solución genial para no  pintar las paredes cada dos por tres, como hago yo. Además, la tela insonoriza la habitación y la aísla del frío y el calor, a parte de resultar muy elegante. Las dos últimas fotos del post son de la empresa de Gorunay que, entre otros objetos exquisitos, fabrica sedas pintadas a mano para cubrir las paredes. 


de Gournay. Seda amarilla pintada

En de Gournay eligen una paleta de colores suave, muy interesante. Su página web (www.degournay.com) explica que buscan "colores vibrantes, contrastados y equilibrados para crear un aura de felicidad". Sin duda, el resultado es impecable, y la felicidad no sé si emanará de ello o de saber que uno es tan rico como para poder rodearse de objetos pluscuamperfectos. 


Fuentes y fotos:

jueves, 13 de junio de 2013

La Ruta de la Seda



Creo que pocos discutirían que la seda es EL tejido por excelencia: tiene el brillo justo, un tacto perfecto, permite un colorido precioso, es ligera y sin embargo abriga mucho. Mi abuela decía que una señora debía llevar un vestido de seda y un abrigo de piel para estar perfectamente abrigada. Ya sé que eso no sería políticamente correcto hoy en día (ni siquiera las abuelas pueden decir ya lo que piensan). Pero está claro que la seda tiene ese punto ideal que se da solo en los productos de la naturaleza, como las flores, las gemas o las pieles.


Designers Guild

La Ruta de la Seda evoca aventuras antiguas y viajes fantásticos. Imposible no pensar en Marco Polo (1254-1323) y su viaje durante veinte años a China. En 1275 llegó a la corte del gran emperador mongol de Catay, Kublai, junto a su padre Nicolo y su tío Maffeo. Kublai nombró a Marco Polo gobernador de uno de sus estados. Él y sus familiares mercaderes no regresaron a Venecia hasta 1925. Rustichello de Pisa compiló las narraciones de Marco Polo, con quien compartió presidio, en el Libro de las Maravillas. Eso sí era viajar, no ver treinta monumentos en un  día sin hablar jamás con una sola persona de la ciudad que estás visitando.



Mapa de la Ruta de la Seda. Tobías Krejtschi


Las sedas importadas de Siam eran, obviamente, seda natural. Pensar que es el producto de una oruga puede dar un poco de repelús pero, de otro modo, no tendría esa pizca de grasa que le confiere el tacto y brillo característicos. Mi hija de diez años me trastorna con los gusanos de seda. Aunque resulta interesante y divertido estar todos pendientes de cuándo va a formarse el capullo y eclosionar la mariposa. Yo también cuidé gusanos de seda siendo niña: no recordaba que el proceso fuera tan largo. En la sericultura  industrial las orugas se crían en enormes redes y necesitan acompañarse de grandes plantaciones de morera para alimentar al bormix mori.




Las rutas comerciales que cruzaba toda Asia hasta llegar a China, pasando por Antioquía, Constantinopla y ciudades de nombre novelesco como Merv y Samarkanda, han dejado muchos vestigios para el estudio de los historiadores. A finales del siglo XIX y principios del XX el arqueólogo británico-húngaro Sir Aurel Stein realizó excavaciones en las ciudades de la ruta de la seda. Aurel Stein desarrolló su trabajo centrándose en la historia de Asia Central y el arte y la literatura budistas. Parece ser que tuvo algún fracaso estrepitoso ¡pero tampoco le iba a salir todo bien!


Designers Guild

En el Victoria and Albert Museum (www.vam.ac.uk)  hay una importante colección de objetos hallados por Sir Aurel Stein en las ciudades de la antigua ruta de la seda. Incluye multitud de fragmentos de sedas en buen estado de conservación, teniendo en cuenta que algunas datan del siglo III de nuestra era. Me ha llamado especialmente la atención este damasco, que podría pasar por el diseño de la colección de primavera de una elegante marca de telas actuales. Está fechado entre el 200 y el 800 dC y se encontró en las tumbas de Astana-Karakhoja (China), formando parte de las ofrendas del enterramiento.  


Damasco de seda (200-800 dC). Stein. V&A Museum

Las peleas entre europeos y otomanos "cortaron" la ruta de la seda, fomentando los grandes viajes marítimos, especialmente por parte de los portugueses, con el fin de  seguir comerciando con la China. No sé por qué nos sorprendemos tanto: venimos comprándoles manufacturas a nuestros queridos chinos desde la época de los romanos.


Fuentes
Ned Gillette para National Geographic
Gran Enciclopedia del Mundo DURVAN

miércoles, 15 de mayo de 2013

Tramas y urdimbres desde 1854


Estuve visitando el telar de Teixits Vicens en Pollensa. Tomeu Fuster me explicó todo el proceso de elaboración de unas telas que llevan realizándose del mismo modo desde la fundación de la casa, la única variación es que el telar ha pasado de manual a mecánico. 



Las telas están compuestas en un 70% de algodón y 30% de lino. ¿De dónde surgen esos porcentajes? Por un lado, está el urdido que se hace en algodón y es donde aparecen, por ejemplo, los dibujos de colores que forman las "llengües". En el telar se cruza el urdido con una trama de lino, que aporta cuerpo a las telas y, al ser blanca, baja la intensidad de los tonos, creando un resultado más suave.




Previamente, hay que montar los hilos de algodón en el urdidor. En caso de estar preparando un Ikat (tela de "llengos") el dibujo se monta manualmente. El algodón se tiñe creando áreas de reserva (zonas blancas) usando gomas de bicicleta, en un proceso que supone ochenta horas de trabajo manual.  Existe otro sistema de teñido mediante trenzado.




El resultado es una tela firme, en colores lisos, rallitas o las tradicionales telas de lenguas mallorquinas. Sé por propia experiencia que son una telas eternas, no se estropean, ni pierden color. Me parece que todas las buenas tapicerías tienen la ventaja de no pasarse nunca de moda y cambian por completo una habitación.






Me dio la impresión de que  trabajaban en muy buen ambiente. Conste que yo no soy una gran amante de las tradiciones, pero anima ver que hoy en día se puede ser europeo y seguir fabricando cosas tangibles, sin necesidad de que sea un fantástico telefonino.